Después de tres meses en la Ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, se realiza el mediometraje MOSC-ALLO operation.
Filmada en el parque natural El Amoró con teléfonos móviles en 24h y editada en 5 días, un ‘hot dog’. 
Una apuesta por lo experimental, lo lúdico y la democratización de los medios.
El registro de un viaje atípico de unos amigos a un entorno especial para celebrar la llegada a 2015.
Sin presupuesto ni guión, consta con más de 15 temas musicales variados. 
Un docuficción que reune fotografias, sonidos y videos de estos tres meses.
Su finalización y promoción desvelaron el contexto; por ejemplo el como son seguidos los medios de comunicación convencionales, los cuales buscan las palabras clave para llamar la atención, de forma literal llegando a tener que aclarar con la directiva del parque que no se trataba de una súper producción y aún así firmar a posteriori un permiso para filmar.
Justo un mes despues de los hechos, 31 de enero de 2015, es proyectada en el Centro de la Cultura Plurinacional Santa Cruz, a modo premier abierta y gratuita, siguiendo con el ritual de el hecho de ir a cine, de reunión y celebración, de gratitud y compartir. 
Posteriormente, en Untitled BCN (Barcelon/London arts organisation), Barcelona, se estreno de igual manera.